Edición contra retoque fotográfico

Hace unos días saltaron a la palestra informativa los retoques fotográficos de Steve McCurry, famoso fotógrafo de National Geographic que os sonará por ser el autor de la fotografía de la chica Afgana.

original

Ante esta noticia se ha creado un intenso debate sobre que ha dividido a los fotógrafos tanto profesionales y amateurs en dos bandos, los defensores del retoque y los defensores de la edición (o post procesado).

En “Fotógrafos Civil War” yo soy de los que defienden el post procesado.

¿Por que defiendo la edición o post procesado fotográfico?

Nunca he sido un purista fotográfico. Me gustan los filtros del Instagram ante los que algunos se romperían las vestiduras desde antes de que existiera el propio Instagram. (Usaba Instamatic), por lo que estoy totalmente a favor del post procesado, sin embargo cuando hablamos de retoque no tengo unas ideas tan liberales.

Me gusta entender la fotografía como la capacidad de capturar un preciso instante y defiendo que corregir con una edición posterior los errores que has podido cometer a la hora de encuadrar o ajustar tu cámara es totalmente razonable, son las ventajas del siglo XXI y haber prescindido de los carretes.

Al igual que defiendo que la edición es útil e importante para corregir errores considero que ese postprocesado digital que sirve para embellecer la imagen también es “ético”.

Corregir los errores por una mala configuración en tu captura me parece una ventaja de la fotografía del siglo XXI.

bayern-vorher-nachher-vergleich-fotobearbeitung

Mis razones para defender que modificar una captura reduciendo sombras o haciendo los verdes más verdes y los azules más oscuros pasan por un argumento sencillo y una pregunta qué siempre pasa por mi cabeza “¿Todos las personas vemos igual?” Es claro que no, los daltónicos sufren una modificación de la percepción de los colores, así que digamos que una edición consiste básicamente en convertir a mi cámara en un daltónico que vé cómo yo quiero que vea.

¿Por qué no me gusta el retoque fotográfico?

Entendemos el retoque fotográfico como la modificación de la escena, modificando la captura, no sólo modificar sus niveles de luces o colores, sino directamente eliminar o añadir elementos que en el momento de la fotográfica no estaban o moverlos o modificar formas.

Con el retoque modificamos la esencia del momento, la escena que creas no estaba ahí en el momento de disparar.

Esta fotografía de los chicos en la bicicleta fue la que me animó definitivamente a escribir este articulo. La fotografía es magnifica, no podemos decir que no, pero resulta evidente que derecha e izquierda no transmiten lo mismo.

El chico sonriente del fondo al que Steve McCurry eliminó estaba ahí y si, posiblemente estropeaba su fotografía si quería transmitir dramatismo, pero la realidad era esa, la escena no era tan dramática como el autor quería, así que modificó la realidad.

Y por supuesto otro ejemplo de retoque que nunca defenderé y si puedo evitar practicaré es el retoque del retrato, fotografía de moda y modelos.

Entiendo y defiendo, volviendo a hablar de edición, que modifiquemos las luces para crear una piel más suave o corregir manchas o marcas que resulten antiestéticas, estamos hablando de efectos que casi se podrían conseguir usando un equipo de iluminación, maquillaje y filtros sin recurrir a Software, sin embargo no tiene sentido que te moleste un cuello corto, o le hagas una liposucción y un lifting a tu modelo o retratado.

Si retocas con Photoshop a tu modelo para que no se parezca a ella, ¿por qué no cambiar de modelo?

Haya paz entre los fotógrafos

Sin embargo, no soy un integrista “anti-retoque”, entiendo que la fotografía es un arte, como otra cualquiera, y el autor es libre de querer transmitir y hacer de su trabajo lo que el libremente pretenda.

Cada click en el móvil, manejo del brillo o modificación del encuadre, cada tapón de clonar del Photoshop o filtro de Instagram convierten la toma en algo más personal, único y al gusto del autor.

Las líneas que nos han traído a la conclusión son mi propia opinión, al igual que me gustan las imágenes oscuras y poco saturadas y más la fotografía urbana que de paisajes o moda.

La democratización de la fotografía, trayendo a cada vez más usuarios la posibilidad de capturar y editar imágenes de calidad desde la palma de su mano beneficia una variedad inmensa de imágenes que hace tiempo no podríamos imaginar, así que podemos decir que estamos de enhorabuena los amantes de la fotografía, hay competencia y eso sólo puede significar que hay mucho, de muchos, que aprender.

Os animo desde este primer articulo de mi blog en el que trato sobre fotografía que veáis mi humilde trabajo en mi cuenta de Instagram y 500px.